Ir al contenido principal

Entradas

La incómoda diferencia.

A quién no le gusta sentirse especial, sentir que puede hacer evidente esa particularidad que a veces se gana y otras se posee como un don que nos marca como algo que nos hace diferentes de los demás y que es digno de cierto reconocimiento.
Frecuentemente nos rodea el mensaje de que ser “originales” es importante y en la actualidad es una moda el esparcir el mensaje de que cada uno de nosotros somos únicos y debemos aceptarnos como tales para ser felices. Todo parece ser una propuesta inocente que persigue nuestra felicidad, pero el lindo propósito del mensaje tiene su límite en cuanto chocamos con la diferencia implícita en el otro y nos sentimos comparados en si tiene, puede, hace o es mejor o peor. Es tan grande la demanda de felicidad que nos rodea con una vitrina tan apantallante como lo son las redes sociales que golpea fácilmente nuestras áreas vulnerables o las zonas que de alguna manera negamos o evitamos pensar para poder sobrevivir el día a día como una defensa ante lo que …
Entradas recientes

La mujer que elige no ser madre.

Elegir es un ejercicio que toda la vida ponemos a prueba, es una apuesta en la que ponemos en juego nuestro deseo y nos va construyendo.
El camino de las mujeres ha avanzado hasta el momento actual en el que nuestros derechos nos dan la libertad -hablando del orden de lo social- de elegir sobre nuestro estado civil, nuestro cuerpo, nuestra profesión y técnicamente podríamos hacer cualquier cosa que nos propongamos.
La maternidad no es un pendiente a tachar en una lista, es una opción personal. 
Para tener un hijo se puede o no tener una pareja, se puede o no ser fértil dado que existe la adopción y del otro lado una mujer soltera o en acuerdo verbalizado con su pareja, puede delimitar no tener hijos, puede no ser fértil y no adoptar, puede encontrarse en una situación de embarazo no deseado e interrumpirlo. Hay muchas variantes en la vida reproductiva de una mujer y siempre estará ligada su subjetividad y panorama afectivo al optar por ser madre o no.
Las opciones están dadas[1], listas …

El día en el que todos perdimos algo; duelo por un desastre natural.

Estamos a una semana de haber vivido un sismo que lastimó profundamente gran parte del centro de nuestro país, México revive en estos momentos una pesadilla que exactamente hace 32 años ya había vivido. En todas las casas de la Ciudad de México hay relatos de cómo se vivió el terremoto de 1985 y el martes pasado lo vivimos en carne propia no solo en la ciudad sino en varios estados de la República Mexicana. Lo que empezó el día 19 de septiembre de 2017 como un simulacro conmemorativo, se convirtió un par de horas después en una recreación vívida donde las leyendas se volvieron realidad, donde los temores de quienes vivieron el terremoto de hace poco más de 3 décadas revivieron con brutalidad, donde se creó un registro actual de la vivencia de un terremoto y todos compartimos el temor y la angustia de ver la propia vida y la de los seres queridos en peligro.
No puedo dejar de señalar el efecto emocional que un evento de esta magnitud tiene en cada uno de nosotros. Yo de manera personal…

La sorpresa en la maternidad, no todo es como lo pintan.

El vínculo madre/hijo es uno de los temas nucleares en mi estudio sobre la mente, me resulta de una riqueza infinita por todas las implicaciones que tiene en nuestro mundo afectivo y por ser un parteaguas en el camino que cada uno decide tomar en la vida -dependiendo de la consciencia que haya del mismo- así que esperen más publicaciones relacionadas próximamente[1]. En esta ocasión quiero hablar de la maternidad y sus fantasías como uno más de los temas que tienen lugar en un consultorio, porque no es una etapa que solo “pasa” sino un momento en la vida de una mujer en donde se pone en juego su propia crianza, deseos, expectativas y confrontación con el nacimiento de una persona nueva en su estado más vulnerable y dependiente, su bebé.
La maternidad existe en la mente de la mujer desde pequeña por el simple hecho de saber que puede gestar, esa condición biológica desarrolla una serie muy diversa de fantasías a lo largo de su vida y es en el momento en el que se torna una decisión, que …

Lo que esconde el suicidio

Siempre pediré respeto y discreción para la imagen de aquellas personas que hayan cometido suicidio porque no se trata de pensar si es una salida difícil o fácil o a quien afectó con su decisión. Se trata de pensar en el sentido personal de la vida y lo frágil que puede ser cuando no es claro el motivo para seguirla manteniendo. Ninguna especie puede decidir cuándo venir al mundo, sin embargo, el nivel de consciencia de un ser humano nos lleva a tomar decisiones constantemente y la opción de terminar con la propia vida es el ejemplo más claro de que los instintos pueden ser fácilmente dejados a un lado cuando el deseo entra en juego o deja de tener un lugar.  
El deseo por la vida es algo que o se toma desde un discurso superficial y prefabricado o se reflexiona tanto al punto de poder llegar a ser abrumador. No es cualquier cosa pensar en el sentido que tiene la vida de cada uno y tomar una postura consciente al respecto puede involucrar varios periodos de dudas y un monto significati…

Cómo influye la terapia en las relaciones interpersonales

Aunque el tema del tratamiento psicológico es el sujeto que acude, el trabajo que ahí se realiza utiliza las relaciones interpersonales como engranes que hacen fluir el material de las sesiones y ayudan a mostrar el panorama y la postura del que acude a tratamiento. Todo esto se desarrolla por medio de lo que se habla, es decir que todo está supuesto a lo que se dice en ese espacio, la percepción y respuesta del paciente.
Las relaciones familiares, amorosas, laborales y amistosas son cuestionadas constantemente en las sesiones conforme avanza el tratamiento, y dependiendo del tipo de terapia, el tema se abordará con mayor o menor profundidad, sin embargo, el paciente logrará ver en su proceso la influencia que él tiene en su ambiente como consecuencia de tomar conciencia de su estar y esto toma varios rumbos.
Para empezar la persona no verá de la misma manera los vínculos que tiene con los demás, se dará cuenta que ni todo es su culpa, pero tampoco todo es culpa de los demás, sino que …

¿Es difícil cambiar?

El escenario en el que nos encontramos cuando no podemos cambiar algo y llevamos mucho tiempo intentando, nos habla de una situación personal de la cual no podemos distinguir puertas de ventanas con facilidad, no podemos descifrarnos en esa situación que repetimos y que nos confronta con lo que queremos y la capacidad que tenemos para lograrlo, lo que frecuentemente termina en sentimientos de frustración recurrentes o una postura derrotista cayendo en el “para mí, eso es imposible”    Para empezar me gustaría aclarar que aunque cada quien tiene motivos particulares para realizar un cambio en su vida, estos se realizan por 3 razones diferentes: MiedoEuforiaPostura significativa

Se cambia por miedo porque se presentan situaciones personales o a seres cercanos y/o importantes para nosotros, que nos asustan. Muchas veces son enfermedades, accidentes o circunstancias negativas, que nos resultan amenazantes y nos hacen buscar un cambio. Lamentablemente esta no es una razón que nos lleve a rea…